martes, 4 de octubre de 2016

Doblemente feliz


Dice el tópico que ser madre te aporta muchas satisfacciones. También que con los amigos se comparten los buenos momentos

Suena mi Smartphone (bueno, no es una llamada, sino un whatsapp de voz). El teléfono reproduce el mensaje. Es Luisa Gavasa, gran actriz y amiga, a la que, por cierto, hace ya demasiado tiempo que no abrazo en persona. Con su voz cercana, de acento aragonés, me anuncia que mi hijo ha ganado un premio en el Alejandría Meditrraneam Countries Film Festival. Al principio me sorprendo. ¿Luisa? Se cuela su sonrisa en el mensaje mientras, orgullosa, confiesa que fue para ella un placer recoger el premio como representante española (y aragonesa) en nombre de Ignacio Lasierra. Sigo escuchando. Me cuenta que estaba allí invitada por el festival que le brindaba homenaje a toda su carrera. Pero que  al final subió al escenario tres o cuatro veces; Se ríe narrando que cada vez que escuchaba su nombre, aunque no entendía muy bien el motivo(pues la gala se celebraba en árabe y poco podía entender), subía de nuevo al escenario para recoger uno u otro premio.


Vuelvo a escuchar el mensaje. Necesito confirmar lo que oigo. Sí, sí. Es ella (verifico la foto de contacto en whatsapp) y su inconfundible voz se cuela de nuevo avanzando desde mis oídos hasta esa parte invisible que algunos llaman alma; yo emoción, sentimiento, corazón.
Recibir la noticia de su voz es un lujo.  De madre a madre. Ella también sabe de los éxitos de su hijo, Pablo Tobías, y se siente orgullosa cuando así ocurre. Por eso entiende mi satisfacción de madre en ese momento. Compartimos.

La admiro como actriz. Se merece el momento que está viviendo. Muchos años de trabajo, teatro, televisión, cine. Ahora llegan los reconocimientos. Luisa va a leer este año el pregón de las fiestas, desde el balcón del Ayuntamiento de Zaragoza. Su voz grave llenará todos los rincones de la Plaza del Pilar y miles de ciudadanos se empaparán de su emoción, su sinceridad, su cercanía.
Esa voz maravillosa que me anunció el premio. Mejor cortometraje documental por Mi tío Ramón 

Doblemente feliz. Enhorabuena Nacho. Gracias Luisa.




No hay comentarios: